Velociudad, el emprendimiento empresario que se propuso crear un circuito privado en Zárate para que la Fórmula 1 vuelva a la Argentina, realizó el viernes pasado un encuentro reservado para propietarios de autos premium en la concesionaria La Merced, de Pilar.

Allí se exhibieron maquetas y videos del proyecto que promete invertir 100 millones de dólares en un predio de 60 hectáreas, ubicado a la altura del kilómetro 81 de la Ruta 9.

En La Merced se exhibió también un Mercedes-Benz SLS AMG que ya es bastante conocido: fue el mismo que se expuso durante el Salón de Buenos Aires. Esta unidad es propiedad del empresario argentino-alemán Eddie Freedman, principal impulsor de Velociudad.

El evento de Pilar sirvió para brindarle mayor difusión al sistema de membresías, que ya comenzó a sumar sus primeros socios fundadores a un precio de 10 mil dólares por cabeza.

La presentación corrió por cuenta de Carlos Naish, Project Executive de Velociudad (foto de arriba), quien definió al circuito como "uno de los proyectos deportivos más importantes de la Argentina en los últimos 20 años".

También se aprovechó para brindarles más detalles a las marcas de autos que podrán tener sus centros de entrenamiento en este complejo. En Pilar se vio al responsable de la escuela de manejo de una marca alemana, que le confesó a Autoblog que el concepto de Velociudad es “muy superador” a la pista en la que actualmente dictan sus cursos.

¿Pero quién es el hombre detrás de Velociudad? Eddie Freedman es un gran apasionado por los autos y las carreras. Es hijo de alemanes, pero nació en Montreal, Canadá. Y, como también tiene abuelos argentinos, se radicó en nuestro país hace dos años, donde se desempeña como hombre de negocios.

Autoblog tuvo la oportunidad de entrevistar a Eddie Freedman el viernes y los párrafos más destacdos de la conversación se reproducen a continuación.

-¿Cómo surgió la idea de crear Velociudad en Zárate?
-Llegué hace dos años a la Argentina, me compré un Mercedes-Benz C 63 AMG y comencé a buscar un lugar donde pudiera disfrutarlo legalmente. Como no lo encontré, decidí comprar un terreno y encarar la construcción de mi propio circuito, como tienen muchos coleccionistas. Cuando les comenté esto a algunos amigos y socios que tengo en el extranjero, surgió la posibilidad de hacer algo superador, que ayudara a mejorar el nivel de oferta de circuitos que actualmente tiene la Argentina.

-¿Cómo definiría el concepto de Velociudad y con qué otras pistas se compara?
-Velociudad es un concepto que no existe hoy en la Argentina, porque es mucho más que una pista privada. Es un autódromo, un club, un centro de entrenamiento, una pista de pruebas, un lugar para campañas de marketing relacionadas con los autos y también un hotel de seis estrellas. En la Argentina hay mucha pasión por los autos, hay muchos pilotos talentosos y hay una industria muy fuerte, pero estaba faltando un circuito a la altura de las circunstancias.

-¿El concepto está inspirado en otros conceptos de clubes similares del mundo, como el Ascari de España?
-Conozco la pista de Ascari y está muy por debajo de lo que será Velociudad. Por empezar, no tiene homologación Grado 1 de la FIA y no puede organizar carreras. Nosotros sí tendremos esa homologación. De hecho, la pista fue diseñada por el estudio especializado Popoulos, que fue el autor del autódromo de Dubai y que se acaba de encargar del rediseño de Silverstone. Lo único que Ascari tiene de similar con Velociudad es el sistema de membresía para que los socios puedan tener el circuito siempre a su disposición. Por lo demás, nuestro circuito será más lindo y hasta nuestro hotel será de mejor calidad.

-El diseño de la pista se ve trabado, complejo y sin rectas largas. ¿Por qué adoptaron este formato?
-Personalmente creo que las rectas largas son muy aburridas. Una recta no es un lugar donde se produzcan sobrepasos ni donde se demuestre el talento de los pilotos. Los mejores pilotos se lucen en las curvas. Lo que sí tenemos son numerosas zonas de sobrepaso, casi más que en cualquier otro circuito del mundo. El largo total de la pista será de 5,4 kilómetros.

-Cuando ustedes presentaron el proyecto hace un mes, la noticia fue título en todos los medios por la idea de volver a traer la Fórmula 1 a la Argentina. ¿A partir de cuándo podrían concretarlo?
-Velociudad es un circuito para mucho más que la Fórmula 1. Es un circuito con capacidad para traer a la Fórmula 1, pero no es su único objetivo. La Fórmula 1 es sólo la frutilla del postre de Velociudad. De todos modos, la decisión final de traer la Fórmula 1 a la Argentina no es mía. Yo no tengo derechos sobre esta categoría y los organizadores sólo aceptan conversar con los Estados nacionales. Me encanta la Fórmula 1, tengo mucho interés en esta categoría y lo único que estoy haciendo es construir en la Argentina un circuito que estará en condiciones de recibir a un Grand Prix. Estaremos listos a partir del 2013. La categoría, lo confieso, me apasiona. Soy de esos que se levantan a las tres de la mañana para ver una carrera. También viajo a ver las carreras. Estuve en el reciente GP de Mónaco y este fin de semana estoy viajando a Silverstone. Viví muchos años en Montreal y nunca me perdí un Gran Premio. Es mi circuito favorito.

-¿Es negocio traer la Fórmula 1 a la Argentina?
-Yo creo que sí. Es una inversión inicial muy grande y el acuerdo depende básicamente de la negociación que hace Bernie Ecclestone con el Gobierno de cada país. Pero es un negocio tan grande que la inversión se puede recuperar multiplicada por cinco veces.

-¿En qué consiste el Club Velociudad?
-Es un sistema de membresías, que ya está inscribiendo a sus primeros socios fundadores, por el cual queremos que los coleccionistas de autos clásicos y deportivos tengan en Velociudad el circuito que estaban necesitando para disfrutar de sus vehículos. No queremos ser un club para alguna marca específica, sino que queremos ofrecer algo que esté por encima de eso, ofreciendo el escenario perfecto para las carreras y reuniones de esos clubes.

-¿También habrá espacios reservados para las marcas?
-Sí, en Velociudad habrá un área especial para las marcas. Construiremos seis edificios de mil metros cuadrados cada uno, que se concesionarán a las marcas que estén interesadas. Ya hay varios interesados. La idea es que cada automotriz pueda usar a Velociudad para hacer sus lanzamientos de nuevos modelos, para que la prensa pruebe los vehículos en un lugar seguro y para que se realice la capacitación de los concesionarios. Las áreas de marketing de las marcas con las que ya conversamos están muy interesadas en este aspecto de Velociudad.

-¿Cuándo quedará concluida la primera etapa de Velociudad?
-En menos de un año. En este momento estamos haciendo el trabajo en el suelo del terreno y esperamos poder inaugurar la primera etapa del circuito el 1º de agosto del 2012.

Todo sobre Velociudad:

El SLS AMG que se exhibió en Pilar es el mismo del Salón de Buenos Aires. Es propiedad de Freedman.

***

VIDEO: Una vuelta virtual a Velociudad

Más información: www.velociudadba.com

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com