El 21 de enero, Ford Argentina llamó a revisión a 62.900 unidades de los modelos Fiesta y EcoSport vendidos en nuestro país. El recall afecta a los vehículos vendidos entre el 1º de julio del 2007 y el 28 de abril del 2009.

La convocatoria se realizó a partir de haberse detectado un defecto en las trabas de las puertas traseras, que pueden abrirse incluso cuando el mecanismo está activado. La automotriz informó que "el control de calidad no durará más de 15 minutos, y si se detecta la falla el recambio de la pieza será gratis".

Los propietarios de unidades comprendidas entre las fechas mencionadas deben reservar un turno para la revisión en el teléfono 0800-888-FORD.