Después de siete años de presencia en nuestro mercado, Peugeot Argentina cesó la semana pasada la comercialización del monovolumen 807. Fue una decisión abrupta, teniendo en cuenta que hace apenas once meses se relanzó este modelo con novedades de equipamiento.

El motivo habrían sido las bajas ventas -dentro de un nicho ya de por sí muy acotado-, frente a la competencia de productos más modernos y sofisticados. Durante todo el 2010 se patentaron apenas 61 unidades.

La van 807, capaz de ser configurada con siete u ocho plazas, llegó a la Argentina en el 2004 para reemplazar a la 806. Ambos modelos fueron producto de la alianza Sevel Francia, que produjo monovolúmenes gemelos para las marcas Fiat (Ulysee), Lancia (Zeta y Phedra) y Citroën (Evasion y C8).

El mes pasado, en la planta de Valenciennes salieron de la línea de montaje las últimas unidades con emblemas de Fiat y Lancia. Las Citroën C8 y Peugeot 807 continuarán, por ahora, en producción.

Con precios entre 160 mil y más de 200 mil pesos, la 807 debió enfrentar en los últimos tiempos a competidores más modernos, como la Citroën Grad C4 Picasso, Ford S-Max (en el 2011 llega al país el restyling de ambas) y la nueva VW Sharan, entre otras vans importadas.

Ya el año pasado, aunque por motivos diferentes (tuvo problemas de homologación) Peugeot Argentina ya había tenido que interrumpir de manera prematura la comercialización de otra van: la Expert Tepee (leer obituario).

Aunque en El Palomar todavía no formalizaron el anuncio, se conoce la intención de la marca de importar en algún momento la nueva 5008, casi un clon de la Grand C4 Picasso.

(Gracias a Pelaka por el dato)

Enviá tu noticia a novedades@motor1.com