Por Daniel Messeder
Proyección de João Kleber do Amaral
Foto de Anderson Silva

El éxito comercial de la EcoSport en toda América del Sur fue admitido por la sede central de Ford en Detroit: desde allí surgió la orden de que la próxima generación del crossover sea un modelo global, y ya no sólo regional.

La osadía de la filial brasileña al concebir el vehículo pionero entre los pseudo off-road rindió más de la cuenta. Ahora volvió a recaer sobre Ford de Brasil la misión de desarrollar la EcoSport 2012, que será internacional.

Además de la producción en la planta de Camaçari (Bahía), la próxima generación también será fabricada en China, Tailandia y otros lugares que aún no fueron revelados, desde donde se abastecerá a varios continentes, incluyendo el europeo. Debido a eso, el proyecto está siendo desarrollado con la mayor atención por parte del área de Ingeniería brasileña.

Una fuente ligada al fabricante reveló que el principal cambio estará en la arquitectura. La carrocería será mucho más rígida que ahora, para responder a las exigencias de las pruebas de choque europeas. La suspensión también está recibiendo refuerzos y ajustes para alcanzar el elevado nivel de maniobrabilidad de los actuales Ford europeos.

Otro punto clave del proyecto radicará en la calidad de fabricación, el ítem que más reclamos generó en la primera fase del modelo. “Hay quienes dicen que la nueva EcoSport está quedando mejor que el Focus II”, reveló la misma fuente.

La plataforma que utilizará será la misma B2E1 del Fiesta Kinetic Design, con extensas modificaciones en la suspensión para aumentar la resistencia sin perder el confort de andar. Habrá versiones con tracción delantera, pero también variantes 4x4. Las que tengan doble tracción llevarán suspensión trasera independiente multibrazos, tal como ocurre hoy.

Los primeros prototipos producidos ya ruedan en la pista privada de Camaçari y en el campo de pruebas de Tatuí (San Pablo), aunque ya comenzaron las primeras escapadas a las calles.

Así lo revela la imagen de una mula fotografiada por Anderson Silva en la localidad brasileña de Teresina. A la distancia, parece apenas un Fiesta KD con camuflaje. Pero basta con ver la imagen en detenimiento para notar que, bajo la carrocería del hatchback, está la futura EcoSport. Algunos detalles que lo delatan son el mayor despeje del suelo, la suspensión trasera diferente y las trochas más anchas (que llegan a sobresalir de la carrocería). También llaman la atención los neumáticos 205/65 de uso mixto, sobre las conocidas llantas de 15 pulgadas de la EcoSport actual.

Todo indica que la nueva generación mantendrá los 2,49 metros de distancia entre ejes actuales, aunque aumentará un poco en largo y ancho.

En la parte mecánica, utilizará los ya conocidos motores 1.6 Sigma y 2.0 Duratec. La novedad correrá por cuenta de una caja automática de doble embrague y seis marchas, llamada Powershift. “Ese es el futuro de nuestros modelos automáticos”, anticipó un ejecutivo de la marca.

Esta transmisión debutará en el Mercosur durante el 2011 con el nuevo Fiesta y deberá ser una opción para la EcoSport, tanto con el motor 1.6 como con el 2.0.

Del nuevo Fiesta también derivará la dirección de asistencia eléctrica. Además de equipar doble airbag frontal y ABS de serie (ya casi obligatorios para el momento de su lanzamiento), la EcoSport recibirá control de estabilidad en algunos mercados.

Más allá de todas esas mejoras técnicas, el principal atributo de la EcoSport será su originalidad visual, que fue el secreto de su éxito en la primera generación. Después de algunas dudas entre los proyectistas, la polémica rueda de auxilio colgando del portón trasero no será removida. “Es una marca registrada de la EcoSport”, dijo un informante. Con eso, la tapa del baúl conservará su sistema de apertura lateral.

Los faros delanteros estirados hacia los laterales recuerdan a la nueva generación del Focus europeo, mientras que en la trompa heredará algunos elementos del Fiesta KD, como la gran boca ubicada debajo del paragolpes y las luces de posición con leds en el lugar de los antinieblas.

La parrilla seguirá el nuevo orden estético de los actuales utilitarios de la marca: tres barras cromadas, con el nombre del modelo sobre la primera de ellas. Quienes ya tuvieron acceso al auto aseguran que las proyecciones publicadas aquí están muy próximas al modelo definitivo.

Debido a sus dimensiones compactas, el proyecto inicial de vender la EcoSport también en Estados Unidos quedó sólo en los papeles. Los norteamericanos recibirán un modelo de dimensiones mayores, que reemplazará al mismo tiempo a la Escape y la Kuga.

Secreto: todo sobre la segunda generación de la Ford EcoSport

Secreto: todo sobre la segunda generación de la Ford EcoSport
La carrocería del Fiesta KD intenta camuflar en Brasil uno de los prototipos de la nueva EcoSport.

  • Copyright de AutoEsporte. Derechos de reproducción y traducción de Autoblog.com.ar