Hoy fue un día de madrugón en la redacción de Motor1. Ford presentó la nueva generación de la pick-up Ranger, con un evento transmitido en vivo a las cuatro de la tarde de Tailandia. Eso fueron las cuatro de la matina en Argentina.

Con un streaming online emitido por YouTube (ver completo acá abajo), se develó la nueva pick-up que reemplazará a la actual y veterana Ranger T6. La prioridad la tuvo Tailandia, porque será el primer país en fabricarla y comercializarla. En el cronograma seguirá Sudáfrica, que abastecerá con la nueva Ranger a Europa. Y el tercer lugar corresponder a la Argentina, que la producirá a partir de 2023 en la Planta Pacheco, que recibió una inversión de 650 millones de dólares.

La nueva Ranger fue desarrollada en Australia, donde Ford cerró sus plantas de producción hace años, pero mantuvo su mayor centro de Ingeniería para pick-ups medianas a nivel mundial. Con esa base de operaciones de Oceanía colaboraron los ingenieros especializados en pick-ups que Ford y Volkswagen tienen en todo el mundo.

Un momento, ¿VW?

Sí, no olvidemos que la nueva Ranger que se presentó hoy es uno de los primeros productos en formar parte del Proyecto Cyclone: la alianza global entre Ford y VW para desarrollar vehículos comerciales, autos eléctricos y compartir tecnologías semiautónomas. De esa alianza nacieron estas nuevas pick-ups medianas: hoy conocimos la nueva Ford Ranger y en breve se presentará la segunda generación de la VW Amarok (ver anticipo oficial).

Por decisión de VW, la etapa argentina del Proyecto Cyclone se canceló en abril de 2020 (ver nota). La terminal alemana de Pacheco decidió suspender las negociaciones con la terminal americana de Pacheco para producir (desde el lado del Óvalo de ese alambrado olímpico que separa a las ex Autolatina) las nuevas Ranger y Amarok. Ford Argentina sólo fabricará la nueva Ranger y tal vez la SUV Everest, basada en ese pick-up. VW Argentina, por su parte, mantendrá hasta nuevo aviso la producción de la veterana Amarok.

Sin embargo, la alianza siguió su curso en el resto del mundo.

La planta de Ford en Sudáfrica será la encargada de producir las nuevas Ranger y Amarok que se venderán en Europa. Los dos modelos compartirán plataformas, motorizaciones y numerosos componentes. Sólo se diferenciarán por el diseño exterior y el nivel de equipamiento.

Por supuesto, cada una se venderá en su propia red de concesionarios y competirán por el mismo segmento del mercado. Es algo parecido a lo que ocurre en Argentina con las Nissan Frontier y Renault Alaskan.

Hasta ahora, Ford se había mostrado como el único padre de este desarrollo. Sin embargo, esta madrugada, cuando se anunciaron las motorizaciones para Asia y Europa de la nueva Ranger, se confirmó un rumor: bajo el capot, la nueva Ranger aplicará la “Fórmula VW Amarok”.

Es decir: se repetirá el mismo escalonamiento de mecánicas que ya venía implementando la primera generación de la Amarok: 2.0 turbodiesel, 2.0 bi-turbodiesel y V6 3.0 turbodiesel.

En el comunicado oficial (leer completo acá), Ford hoy no brindó datos sobre la potencia y torque que tendrá estas motorizaciones. La marca del Óvalo asegura que estas tres motorizaciones son de desarrollo propio y no hay motivos para dudar de ello. Los 2.0 turbodiesel y 2.0 bi-turbodiesel son los conocidos EcoBlue que nacieron originalmente para equipar a autos de pasajeros en Europa, como los Focus, Kuga y Mondeo. Y recibieron adaptaciones especiales, sobre todo en electrónica y periféricos, para adaptarse al uso en vehículos comerciales.

En Argentina, conocemos el EcoBlue 2.0 bi-turbodiesel desde hace tiempo, porque es el mismo que equipa a la Ranger Raptor tailandesa (leer crítica). El V6 3.0 turbodiesel también es conocido en la gama de Ford, habiendo sido utilizado por la F-150.

Esta misma fórmula es la que viene aplicando desde hace tiempo la primera Amarok: una gama escalonada por motores 2.0 turbodiesel, 2.0 bi-turbodiesel y V6 3.0 turbodiesel. Esto le permitió a la chata de VW conformar una gama con saltos de potencia y torque bien escalonados, para cada necesidad y capacidad de bolsillo.

Al igual que los de Ford, esos 2.0 turbodiesel, 2.0 bi-turbodiesel y V6 3.0 turbodiesel de la Amarok también tuvieron su origen en autos de pasajeros. Fueron utilizados en modelos tan disímiles como los VW Golf, VW Vento, VW Tiguan, Audi A4 y hasta Audi TT. El V6 lo usaron las VW Touareg y Audi Q7. Ese es el motivo por el cual, cuando se desató el escándalo del Dieselgate, se detectó que todos los autos equipados con esos motores 2.0 diesel (desde TT hasta Amarok) contaban con el mismo software fraudulento para engañar a las pruebas de emisiones contaminantes. Uno de los recalls de Amarok más importantes del mundo a raíz del Dieselgate se convocó en Argentina, en octubre de 2015 (ver números de chasis de unidades afectadas). 

Durante años, el tópico de “pick-up con motor de auto” fue utilizado como chicana para intercambiar bromas y dardos picantes entre diferentes fanáticos de pick-ups. Los usuarios de Ranger defendían el block de camión Puma 3.2 frente al “motor de Golf” de la Amarok. Hoy las normativas ambientales ubicaron a las dos marcas rivales en la misma vereda del downsizing.

Ahora, ¿es bueno o malo que la nueva Ranger haya adoptado la Fórmula VW Amarok bajo el capot? La respuesta correcta es: “No es ni bueno ni malo, es irremediable”.

Las normativas de emisiones europeas obligan a ofrecer motores cada vez más eficientes incluso en los vehículos comerciales de carga. Y el único camino que están encontrando los fabricantes para alcanzar ese objetivo es recurrir al downsizing: motores cada vez más pequeños y con menores consumos homologados.

Este es el motivo por el cual, los conocidos Puma 2.2 turbodiesel y Puma 3.2 turbodiesel de la veterana y actual Ranger dejarán de ofrecerse en la mayoría de los mercados con esta nueva generación de la pick-up.

Eso no es todo, la nueva Ranger también tendrá algunas versiones con sistema 4WD de tracción integral. Es una tecnología de acople automático y que repartirá el torque de manera activa, con un funcionamiento similar al conocido 4Motion que tienen las Amarok AT8. ¿Las Ranger 4WD también prescindirán de reductora, como las Amarok 4Motion AT8? Ford hoy no brindó mayores datos técnicos.

Más allá de estas elucubraciones, todavía resta saber cuál será la configuración mecánica que tendrá la nueva Ranger que se fabricará en Argentina. Es que, aún con el Proyecto Cyclone cancelado en nuestrop país, la muchas veces cuestionada Fórmula VW Amarok se las ingenió para colarse por debajo del capot de la flamante Ranger.

C.C.


VIDEO: Nueva Ford Ranger - Presentación internacional

 

Galería: 2022 Ford Ranger global model